No empieces la casa por el tejado en tu proyecto musical

No empieces la casa por el tejado en tu proyecto musical
Fotografía: Pixabay

No empieces la casa por el tejado en tu proyecto musical: identifica este error típico para evitarlo

Los últimos días he estado pensando bastante si realmente existe algún error típico que puedan cometer los músicos en sus proyectos musicales o que yo mismo haya cometido en alguna ocasión durante mi trayectoria para tratarlo aquí.

Me parece que lo he identificado. Puede que en algunas ocasiones lo cometamos inconscientemente o simplemente por desconocimiento, pero creo que es importante hablar de él. El error es el siguiente: empezar la casa por el tejado en tu proyecto musical.

¿Y a qué me refiero con empezar la casa por el tejado? Empezar la casa por el tejado es para mí, querer ir más rápido de lo que toca, no planificar correctamente nuestros proyectos para llevarlos a término, no ser disciplinados a la hora de abordar un proyecto, etc.

Te podría dar mil ejemplos, pero creo que no sería de utilidad para ti escucharlos, si no tratamos este tema con un objetivo concreto. Creo, que una de las mayores metas de un proyecto musical, ya desde su inicio, es la producción de un trabajo discográfico.

Quién más quien menos, la mayoría de las personas que se introducen en el mundo de la música y forman un proyecto musical, quieren llegar a hacer realidad una grabación de éste en alguna ocasión.

Así que para ejemplificar de una manera más eficaz y que puedas identificar si tú también has cometido este error o lo estás cometiendo ahora, voy a hablar desde la perspectiva de la producción de un trabajo discográfico.

No empieces la casa por el tejado en la producción de tu trabajo discográfico

Está claro que si quisieras construir una casa, tendrías que comenzar a hacer los cimientos de ésta, no al revés. De lo contrario no estaría estructurada correctamente y se vendría abajo. Ocurre exactamente lo mismo con tu proyecto musical y con la producción discográfica que puedas tener entre manos.

Para empezar, el hecho de planificar el desarrollo de una producción es muy importante, ya que el plan que construyas va a servirte de guía en este camino. Así que creo que tengo pendiente enseñarte la metodología que utilizo yo para planificar una producción discográfica, que ya me funcionó bastante bien una vez y que estoy volviendo a aplicar en este momento.

Así que vamos a poner algún ejemplo, y así nos damos cuenta los dos si hemos errado en alguna ocasión. 😉

1er ejemplo de empezar la casa por el tejado en una producción discográfica: comenzar a trabajar en una fase avanzada cuando el producto todavía no existe

Si llevas un tiempo leyéndome en el blog, seguramente ya sepas que existe una cadena de valor que todo proyecto musical sigue para llevar a cabo una producción discográfica y sacarla a la luz. De acuerdo, teniendo claro esto, creo que tenemos que ser consecuentes con cada una de las fases de esta cadena.

No tiene ningún sentido comenzar a trabajar en la fase de promoción o pensar ya en la distribución si todavía, ni siquiera existe un producto. Sí es cierto que podemos planificar esas fases previamente para tener una idea de cómo podría llevarse a cabo el proyecto de arriba a abajo.

Pero intenta no centrarte en una fase o una tarea que todavía no tendrá mucha trascendencia si todavía no existe un producto. Y con un producto me refiero a la grabación de tu trabajo discográfico concretamente. Creo que es muy fácil dispersarse en este proceso, así que cuando te des cuenta o te pilles desviándote del camino que querías seguir o que habías planificado, detente y reorienta tu rumbo.

2do ejemplo de empezar la casa por el tejado en una producción discográfica: comenzar a trabajar sin un objetivo claro

A mi modo de ver, comenzar a trabajar sin un objetivo claro o con una idea muy vaga de lo que se quiere lograr me parece absurdo. Si estás involucrado en una producción discográfica antes tienes que haberte marcado varios objetivos y haberte hecho algunas preguntas como las siguientes:

¿Qué quieres grabar ¿un sencillo?, ¿un EP?, ¿un álbum?; ¿qué resultado quieres lograr?, ¿una producción sencilla como una maqueta o una producción como un álbum profesional?; ¿cómo llevaras a cabo la producción?, ¿será autoproducida o contratarás a un productor musical?; ¿qué presupuesto estás dispuesto a destinar en esta producción?, ¿una pequeña, mediana o una gran inversión de dinero?

En fin, las preguntas pueden ser muchas, pero éstas tienen que ayudarte a crear un plan para la producción de tu trabajo discográfico de manera que tengas claros cuáles son tus objetivos y saber qué tienes que hacer para ponerte manos a la obra e ir a por resultado final que quieres ver realizado.

3er ejemplo de empezar la casa por el tejado en una producción discográfica: querer ir más rápido de lo que toca

Las prisas nunca han sido buenas. Así que si estás sintiendo que con tu trabajo discográfico quieres ir demasiado rápido hasta el punto de que puedas pasar por alto algunos detalles o cosas importantes para su desarrollo, mantén la calma y cultiva en ti la virtud de ser paciente, si podemos considerar la paciencia como una virtud.

Ya sé que en muchas ocasiones una producción se nos puede hacer cuesta arriba, pero correr más no te va ayudar en nada a conseguir el resultado que deseas. Ten paciencia y procura no dejar ningún cabo suelto. Y ya estás avisado, ¡no corras! 😉

Concluyendo

En este artículo te he mostrado tres ejemplos desde la perspectiva de una producción discográfica para que identifiques el error típico del que hemos estado tratando en las últimas líneas. ¿Y tú? ¿En alguna ocasión has sentido que has empezado la casa por el tejado en tu proyecto musical?

Deja un comentario