Las etapas de un proyecto musical autogestionado

¿Cuáles son las etapas por las que pasa un proyecto musical autogestionado?

Si tienes un proyecto musical independiente y te gustaría saber como trabajar de cara a la edición de un trabajo discográfico, creo que es importante que conozcas las etapas por las que debería pasar tu proyecto. Tu proyecto musical pasará por cuatro etapas básicas, de las cuáles se pueden subdividir varias. Pero hoy vamos a asentar las bases para más adelante entrar en más profundidad.

Se podría decir, que para que el trabajo discográfico que deseas hacer vea la luz algún día, tiene que pasar por cuatro etapas: creación, producción, difusión y comercialización. A continuación voy a profundizar sobre cada una de ellas.

Primera etapa: creación

En esta primera etapa tendrías que iniciar la creación de la materia prima de tu disco: la música que se incluirá en este. Para la composición de la música de tu trabajo, hay que tener ideas respecto a que tipo de canciones te gustaría incluir, de que género musical, cual será la temática de las letras, que concepto quieres transmitir en él, etc.

Cuando tengas una idea más definida para la composición de cada uno de los cortes, podrías pasar a ponerte en marcha con la composición de las canciones y plasmarlas luego en diferentes soportes como pueden ser las partituras o las maquetas  para comenzar a dar forma al contenido musical de tu disco.

Segunda etapa: producción

Una vez hayas definido cada una de las composiciones que se incluirán en tu disco y tengas una idea clara respecto al resultado final que te gustaría conseguir en cada una de ellas, podrás pasar a la etapa de producción, en la que realizarás una grabación definitiva.

En esta etapa tienes dos opciones: autoproducirlo tú mismo montándote un pequeño home studio con el material que necesites para llevar a cabo la grabación, contando con unos conocimientos mínimos sobre producción que te permitan sacarla adelante; o delegarla en un productor en el que tengas confianza y con el que creas que vas a lograr un resultado profesional, que vaya a satisfacer tus necesidades y pueda guiarte de una manera eficaz durante la grabación.

Tercera etapa: difusión

Una vez que hayas producido tu música y sea algo tangible, podrás pasar a difundirla para darla a conocer. Para ello, tendrás que distribuirla en formato digital (y físico, si también lo deseas) para que esté disponible para tu público objetivo. Una vez hayas distribuido tu disco, podrá entrar en juego el marketing para la promoción de tu trabajo.

Hoy en día, Internet será tu mayor aliado. Para dar a conocer tu disco, puedes utilizar herramientas propias del canal online como una web, las redes sociales, el email marketing, los medios digitales (prensa, blogs, podcasts, etc). Aunque enfoques tus esfuerzos en dar a conocer tu propuesta musical en Internet, no olvides que también puedes atacar otros medios de comunicación más tradicionales u offline como pueden ser la televisión, radio, periódicos, revistas, etc.

Cuarta etapa: comercialización

La cuarta y última etapa es la comercialización, donde podremos monetizar nuestra música. En este punto tendríamos que pensar por cuanto vamos a vender nuestra música, a quien se la vamos a vender y cómo se la vamos a vender. Para ello, tendrás que tener claros los canales de distribución que utilizarás para comercializar tu música. Estos canales pueden ser tanto online como offline.

Un ejemplo de canal online en el que puedes distribuir y comercializar tu música, puede ser Bandcamp. Un canal offline en el que distribuir y comercializar tu música puede ser la tienda de discos tradicional de toda la vida.

Concluyendo

Espero que este artículo te ayude a tener una visión general sobre cada una de las etapas por las que pasa un proyecto musical autogestionado. Es el mismo proceso por el que pasaría un disco editado por una discográfica, lo único que cambia en este caso, si eres un músico independiente, es que en vez de hacer toda esta gestión una compañía, la harás tú mismo.

Hace varios años, realizar todo este proceso para sacar adelante un proyecto musical podía hacerse cuesta arriba. Pero a día de hoy, con los avances que se han producido, sobre todo gracias a Internet y las nuevas tecnologías, es más sencillo crear, producir, difundir y comercializar tu música. ¿A qué esperas para lanzar un trabajo de tu proyecto musical?

Deja un comentario