Aplicando la teoría de los 1000 fans verdaderos en tu proyecto musical

la teoría de los 1000 fans verdaderos en tu proyecto musical

¿Has escuchado hablar en alguna ocasión de la teoría de los 1000 fans verdaderos?

Desde hace ya un tiempo me dedico profesionalmente al marketing online y para estar al día tengo que formarme de una manera continua. Para ello escucho varios podcasts, y entre mis favoritos, se encuentra el podcast titulado Marketing Online de Joan Boluda.

Joan Boluda es un consultor de marketing online que publica un podcast de lunes a viernes en el que habla sobre temas relacionados con su profesión. Y la cuestión es, que el otro día escuché una entrega de su podcast en la que habló de La teoría de los 1000 fans verdaderos de Kevin Kelly, que no sé si en alguna ocasión la has escuchado.

Pensé que no estaría nada mal traer este tema al blog de manera que lo puedas aplicar en tus proyectos musicales. Antes de profundizar un poco más en este tema, me gustaría compartir contigo el podcast que yo escuché para que conozcas un poco mejor esta teoría.

Aquí tienes el audio del podcast de Joan. Si prefieres escucharlo en su página web aquí tienes el enlace.

Profundizando un poco más en La teoría de los 1000 fans verdaderos

Esta teoría la presentó Kevin Kelly hace algunos años y trata básicamente en el hecho de que una persona que se dedica a cualquier tipo de arte como pueda ser la música (tu caso), el cine, la pintura, etc., puede vivir y mantener su carrera contando solamente con 1000 seguidores. De hecho, en el artículo original en inglés podrás leer esta teoría escrita por el mismo Kevin.

Si escuchas el podcast que te he dejado más arriba y lees un poco sobre esta teoría, te darás cuenta  de que él la enfocaba principalmente en artistas, y sobre todo hablaba bastante de los músicos.

¿Pero que consideraba Kevin como un fan verdadero? Kevin consideraba que un fan o seguidor verdadero sería esa persona que te sigue y le interesa lo que haces y que además estaría dispuesta a gastar en lo que tú ofreces (en tu caso tu música, tus actuaciones en directo, tu merchandising, etc.) alrededor de unos 100$ anuales.

Pero un fan verdadero tal y como lo define Kevin en su teoría, no es simplemente una persona que ha consumido en alguna ocasión tus contenidos musicales, por ejemplo. Es aquella persona que además de consumir tus contenidos, también compra tus productos, como por ejemplo un CD físico o una camiseta de tu banda.

Por lo tanto, identifica a esos fans verdaderos. Son aquellos que suelen repetir su asistencia en tus actuaciones en directo, los que compran casi cada artículo de merchandising que sacas a la luz, etc. Tienes que estar atento a ellos y cuidarlos como se merecen por la atención que ponen en tu proyecto.

Y por supuesto, para que puedas generar ingresos con tu proyecto musical algo tienes que vender. A tus seguidores les puedes vender todo aquello que se te ocurra que pueda tener relación con tu proyecto musical. Lo que a mí siempre me viene más a la mente son las camisetas de bandas, quizás porque tengo un montón en mi armario de todos aquellos grupos a los que he ido a ver en directo.

Tener 1000 fans verdaderos no es algo que se consiga de la noche a la mañana, ni mucho menos. Pero 1000, es una cantidad factible, no estamos hablando de una cifra demasiado alta. Si seguimos con el ejemplo de antes, en el que una persona que sigue de verdad tu proyecto, pueda estar dispuesta a gastar hasta 100$ al año en tu proyecto y cuentas con hasta 1000 seguidores dispuestos a comprar lo que ofrezcas, estamos hablando de unos 100.000$ anuales.

Conseguir 1000 seguidores que estén dispuestos a hacer esa inversión en ti no es algo fácil, pero si que es factible. Por ejemplo, tanto Kelly como Joan en su podcast, constatan que si de promedio cada día consigues un fan verdadero por lo menos, en unos 3 años ya has conseguido 1000, y que si estos invierten al menos esa cantidad monetaria de la que he estado hablando antes, ya puedes vivir de ello.

Pero para llegar hasta ese punto tienes que crear tu música, darla a conocer, ir creciendo con el tiempo, vender productos relacionados con tu proyecto musical entre otras cosas, de manera que en algún momento puedas llegar a cumplir ese objetivo.

Lo bueno de esta teoría, es que te da a entender que no tienes porqué dirigirte a una audiencia demasiado grande como para poder como mínimo conseguir ingresos que te permitan vivir de ello. Luego claro está, tienes que estar dispuesto a hacer el esfuerzo que conlleva llegar a esa meta.

Además, en este caso, el crecimiento es orgánico, esas personas que ahora te siguen te las has ganado tú y no dependes de las modas, de otros medios, ni de nada por el estilo ya que esas personas te han conocido a través tuyo.

Conclusión

Como mínimo, espero que te haya podido resultar interesante esta teoría. Te invito a profundizar un poco más escuchando el podcast de Joan. Es un hombre muy divertido, así que seguro que te entretienes a la vez que aprendes y adquieres una nueva visión que quizás te pueda dar un empujón para sacar adelante tu proyecto musical.

Deja un comentario